domingo, 23 de abril de 2017

Puede ser el fin de la UE ... by Mark de Zabaleta

Posiblemente más de un 30% de los votantes del partido republicano respaldarán a Le Pen en la segunda vuelta como única alternativa conservadora... y católica, a pesar de que Fillon haya declarado que irá con el ex-socialista Macron.
Nadie diga «desta agua no beberé» (El Quijote II) … Tiempo al tiempo…

sábado, 22 de abril de 2017

Puede pasar de todo... by Mark de Zabaleta


La victoria de Le Pen en las elecciones franceses parece muy factible en una primera vuelta en la que el Frente Nacional logrará mejorar unas encuestas, que ya han demostrado que cuando el voto es oculto y existen ataques terroristas se equivocan de manera permanente.
Desde que en 2011 sucedió a su padre, Marine Le Pen ha tratado de normalizar el FN, que, si pasa a la segunda vuelta electoral, mostrará su interés por colaborar con los republicanos, cuyo candidato (François Fillon) se ha visto envuelto en un escándalo de malversación de fondos públicos.
Posiblemente más de un 30% de los votantes del partido republicano respaldarán a Le Pen si pasa a la segunda vuelta como única alternativa conservadora... y católica.
Es cierto que la posibilidad de un "Frexit" hace dudar a muchos republicanos. Y Marine Le Pen sabe que los franceses están preocupados por el futuro impacto de abandonar la moneda única en relación a sus puestos de trabajo, en el ahorro y las pensiones. La posibilidad real de que pueda ganar las próximas elecciones presidenciales en Francia le han hecho proponer una solución lógica para acabar con el Euro/Error… regresar al franco francés con una estructura monetaria parecida al ECU (European Currency Unit). Incluso la deuda nacional del país se podría convertir en francos franceses a través del ECU.
Además, tras los ataques terroristas en Francia, el FN y la derecha tradicional han empezado a converger en materia de inmigración y de identidad nacional.
La presidenta del Frente Nacional rechazó la idea de que haya que acostumbrarse “al terrorismo islamista” y para evitarlo propuso “un plan de ataque” que pasaría por “el restablecimiento del control de las fronteras” de Francia y por “poner fin al laxismo y a la ingenuidad”.
Para Le Pen, tras el reciente fallecimiento de un gendarme, las fuerzas del orden “esperan algo más que compasión, esperan medios” para hacer frente al riesgo de atentados.
No se olviden de que Hitler fue elegido por el pueblo alemán en unas elecciones, Trump ha ganado en Estados Unidos con los votos del pueblo… y que el pueblo francés puede estar ya cansado de tanta política sin soluciones.
¿Se imaginan un “Front National” en España?
Nadie diga «desta agua no beberé» (El Quijote II) …

Mark de Zabaleta